Voices, visiones y perspectivas relevantes en el campo de la Tecnología Educativa

Como todo campo de conocimiento, las miradas de la Tecnología Educativa en torno a su objeto de estudio fueron y son variadas. Desde perspectivas más cercanas a la visión instrumental o aquellas que ubican a la tecnología educativa en un contexto didáctico y social que le otorgan sentido.

De algún modo, los enfoques provenientes del optimismo tecnológico vinculan la mejora educativa a la sola incorporación de herramientas digitales y dispositivos en el ámbito educativo. Las clases, las instituciones y la calidad se verían beneficiadas desde esta perspectiva con la dimensión artefactual de lo tecnológico solamente. Sin embargo, estas posturas quedaron prontamente deslucidas dado que aún con la presencia de dispositivos digitales en las clases, el análisis en torno a la mejora quedaba escaso para explicar el cambio y la innovación. Era necesario incluir otras variables en la escena educativa, además de la tecnología, como por ejemplo, la formación docente, el acompañamiento de políticas públicas e institucionales, el rol de estudiantes, del docente y del conocimiento, entre otros factores intervinientes.

En el material y la bibliografía encontrarán visiones de autores que desde un posicionamiento crítico aportarán matices para comprender el objeto de estudio de la tecnología educativa, situarlo bajo coordenadas educativas reales y generar un marco de análisis fecundo para poder integrarlas a propuestas pedagógicas valiosas.

Cuadro de síntesis

 

Conceptos Articuladores

 

Visión de Tecnología Educativa (TE)

 

Lugar del conocimiento y sus transformaciones en la sociedad digital

Problemáticas de la enseñanza con tecnologías

 

Litwin

Didáctica tecnológica, un cuerpo de conocimientos, reconoce:

 

  • La influencia de las nuevas tecnologías en la enseñanza y de las características de las estrategias docentes;

  • La necesidad de analizar las tecnologías en los marcos políticos, económicos y culturales actuales;

  • La necesidad de reinterpretar los usos de la tecnología para fines teóricos y prácticos;

  • Las visiones artefactuales y las miradas amplias del campo;

  • Epistemologías prácticas diferentes en torno de los usos de los materiales audiovisuales;

  • El uso y traspaso de la información contenida en los medios y volcada a los espacios de la clase;

  • Su potencia en el valor de las estrategias que despliegue el docente;

  • Didáctica silenciosa: elimina las posibles estrategias de análisis que encaran los docentes cuando esa eliminación parte del reconocimiento del valor del material;

  • Tecnología necesaria: se introduce en la enseñanza como parte del trabajo profesional;

  • Las tecnologías pueden permitir el acceso a nuevas maneras de producir el conocimiento mediante trabajos en colaboración.

 

La creación del material debe ser específica para la clase:

 

  • El modo como las tecnologías se incluyen en la propuesta pedagógica implica el lugar de entorno, potencia o colaboración para el sujeto conocedor;

  • Las tecnologías ocupan diferentes lugares según el reconocimiento que de ellas se tenga y sus potencias para facilitar la disponibilidad de la información;

  • Penetran en las comunidades como modos posibles de producción;

  • Las tecnologías pasan a desempeñar un papel preponderante, en tanto aseguran la provisión de información actualizada;

  • Las tecnologías ejercen el papel de herramientas que ponen a disposición de los estudiantes contenidos que resultan inasequibles en la clase del docente, en sus exposiciones, representaciones o modos explicativos;

  • Las tecnologías pueden potenciar las propuestas de los docentes como los proyectos en los que se contempla un diseño comunicacional y que favorecen formas de construcción del conocimiento a partir de la colaboración entre pares generada por una red.

Valor intrínseco y comparativo en la propuesta de enseñanza:

 

¿Lo qué sucede cuando se incluye o no la tecnología?

¿Cómo y por qué se modifica la propuesta?

¿En qué medida benefician el tratamiento del tema – cuanto al contenido y al aprendizaje de los estudiantes?

  • La adquisición del conocimiento está más vinculada a la cultura, en la que a los medios tecnológicos se les asigna valor, que a su simple exposición o utilización;

  • Los costos de las comunicaciones y la aún obsoleta o precaria infraestructura edilicia hacen que la disponibilidad de las nuevas tecnologías sea más una aspiración que una posibilidad real;

  • Obtener información en la web tiene sus atractivos, dificultades y riesgos. La cantidad de datos disponibles hace que los alumnos deban asumir criterios de validación para identificar su fuente y criterios de selección para elegir la información más pertinente;

  • La tecnología limita o enmarca, potencia o banaliza la propuesta pedagógica y didáctica;

  • Prácticas con tecnologías pueden limitar las propuestas cuando no son las más adecuadas o se emplean indiscriminadamente;

  •  Los usos más banales de la tecnología dan cuenta de la inadecuada utilización del medio, en tanto su elección fue una imposición y no una herramienta posibilitadora de mejores comprensiones;

  • Los diferentes empleos de las tecnologías nos mostraron su calidad de uso y traspaso, la posibilidad de generar una didáctica silenciosa o la de negar el contenido de sus productos, tal como se propuso en el caso de la tecnología silenciada;

  • Superar los análisis dicotómicos empobrecedores, tales como la tecnofobia o la tecnofilia.

 

Litwin, E. (2005). Tecnologías Educativas en tiempos de Internet. 1ª ed. Buenos Aires: Amorrortu Editores. Cap. 1. pp. 3-11.

Bartolomé y Grané

La era del conocimiento en la Tecnología Educativa:

 

  • El proceso de aprendizaje del estudiante se ve reflejado en la medida que el docente utilice adecuadamente las herramientas tecnológicas de tal forma que:

  1. Permite plantear a los educadores algunos de los conceptos e ideas que hoy prevalecen en la “sociedad del conocimiento”,

  2. Deja aflorar las inquietudes que generan en una escuela todavía sustentada en gran medida de concepciones, ideas y diseños de otros tiempos;

  • El trabajo colaborativo permite generar un conocimiento colectivo a través de recursos tecnológicos, sin embargo, todo ese trabajo no es suficiente ya que el estudiante lee lo necesario y no se involucra totalmente en el aprendizaje;

  • La visión de la TE está basada en elementos que permiten equilibrar la calidad de la educación sobre la naturaleza cambiante del conocimiento, lo que permitirá ser sostenible em el tiempo.

En un mundo globalizado, el conocimiento es universal:

 

  • La información es muy general y el educador debe tener habilidades sustanciales que le permita discernir entre la información validada y la información que carece de sustento investigativo;

  • El lugar del conocimiento va adaptándose de acuerdo con las generaciones y a los medios de comunicación que cada día es más cambiante donde el docente debe adaptarse para generar nuevo conocimiento:

 

En los últimos doce años, los usuarios de Internet en toda Europa han pasado de 105 a 518 millones. En Norteamérica han pasado de 108 a 273 millones. En Asia han pasado de 114 a 1.076 millones. El número de usuarios de Internet en Asia es superior al de toda Europa y Norteamérica juntos (Bennett, 2013).

 

  • Adaptarse al cambio en una era digital permite colocar al conocimiento como un eje principal para continuar avanzando en el campo de la investigación y en la educación de forma colaborativa.

El pensar que lo bueno de ayer lo es hoy, es una de las principales problemáticas que se presenta en la sociedad, y para esto se lista lo siguiente:

 

  • Falta de compromiso por parte de los estudiantes al momento de dedicar el tiempo adecuado para estudiar.

  • Inestabilidad tecnológica al momento de almacenar información en la web.

  • Capacidad de procesamiento por la cantidad de información.

  • Los aspectos de identidad digital, en cuanto a la vulnerabilidade de información personal se refiere.

  • La superficialidad del conocimiento, donde docentes y estudiantes cometen el error de realizar una lectura rápida a la información.

  • Baja calidad de los materiales de Internet implica un débil proceso de aprendizaje.

Bartolomé, A., & Grané, M. (2013). Interrogantes educativos desde la sociedad del conocimiento. Universitat de Barcelona: Aloma - Revista de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport.. pp. 74-80.

Sancho Gil

El autor discute el propio concepto de tecnología con el fin de abordar las visiones históricas en torno al campo de la Tecnología Educativa:

 

  • Promueve discusiones epistemológicas y metodológicas generadas por su desarrollo y su relación con otras Ciencias de la Educación;

  • Se refiere al impacto del avance de las TICs en la forma de concebir la TE;

  • Discute las consecuencias derivadas de convertir la TE en el uso de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje – desde el peligro de pérdida de perspectiva de la propia educación al aumento del síndrome de ansiedad tecnológica, pasando por el reduccionismo educativo”;

  • Adopta un enfoque histórico y promueve discusiones epistemológicas y metodológicas generadas por su desarrollo y relación con otras ciencias educativas.

  • Se refiere al impacto del avance de las TIC en la forma de concebir la TE en los procesos de enseñanza y aprendizaje;

  • Resalta el interese y la oportunidad de acercarse al tema de la tecnología desde una perspectiva compleja que:

a) Responde al deseo y a la necesidad de dar respuesta sobre todo en el ámbito de la educación, a la falta de adecuación cada vez más grande, profunda y grave entre nuestros saberes discordes, troceados, encasillados en disciplinas y, por otra parte, unas realidades y problemas cada vez más multidisciplinares, transversales, multidimensionales, transnacionales, globales y planetarios (Morin, 2000);

b) Convenientemente, pone en cuestión la tendencia generalizada de concebir el conocimiento científico o teórico como algo neutral, más allá del bien y del mal, la predisposición de reconocer a la ciencia como la búsqueda del conocimiento en sí mismo y a éste como algo incuestionablemente benigno (Mitcham, 1989);

c) Significativamente, señala lo que puede significar minimizar u olvidar el componente tecnológico que conlleva cualquier conocimiento en acción, cualquier propuesta de intervención en el ámbito de la educación”.

  • Cuestionando divisiones, afirma que “una aproximación histórica a la evolución del concepto de tecnología permite afirmar que, en su forma más genuina, se refiere a los esfuerzos para resolver problemas humanos;

  • Presenta una cuatripartición para la tecnología para ayudarnos a la comprensión de la complejidad implicada en la propia concepción del concepto de tecnología: tecnologías artefactuales, tecnologías organizativas, tecnologías simbólicas y las biotecnologías.

 

El autor contextualiza y sitúa histórica y cronológicamente los conceptos y perspectivas de la Tecnología Educativa:

 

  • Su comienzo a principios del siglo XX o a tiempos más lejanos en Grecia, citando a los sofistas, el método socrático y el Comenio;

  • No aparece exactamente en la esfera educativa, sino que se limita a la capacitación y el desarrollo de especialistas militares estadounidenses en las guerras;

  • Aparece por primera vez en el campo académico como disciplina o asignatura en los planes de estudio de los estudios de Educación Audiovisual en la Universidad de Indiana en 1946;

  • Tiene diferentes perspectivas y significados para diferentes personas:

a) Un proceso de analizar las temáticas relacionadas con la ensenanza y el diseño, puesta en práctica, evaluación y administración de soluciones a los problemas del aprendizaje humano en todos los aspectos;

b) El proceso de desarrollo de currículos y planes de enseñanza siguiendo el modelo de sistemas;

c) La identificación con los soportes físicos y lógicos que pueden contribuir a proporcionar educación y formación.

d) Un concepto multifacético que requiere una definición compleja bajo una definición compuesta por 16 partes, enfatizando que el conjunto de las partes ha de ser tomado como un todo, que ninguna de ellas puede ser considerada por separado como una definición adecuada de TE;

e) No está necesariamente confinada a ser el medio por el cual los educadores alcanzan los fines porque plantea de nuevo cuestiones sobre la naturaleza de los propios fines;

f) Lleva en cuenta la necesidad de plantear de nuevo cuestiones sobre la naturaleza de los propios fines de la educación a partir de las cuatro ‘revoluciones en la educación’ identificadas por Asby:                                                                                                                             

  1. La primera ocurrió cuando la sociedad comenzó a diferenciar distintos roles y la tarea de la educación de los jóvenes fue parcialmente decantada de los padres a los docentes y de la casa a la escuela;

  2. la segunda, cuando se adoptó la palabra escrita como alternativa a la enseñanza oral;

  3. La tercera vino con la investigación de la imprenta, que dio como resultado um mayor acceso a los libros;

  4. la cuarta fue prefigurada por el desarrollo de la electrónica, en particular por los desarrollos en área de la radio, el teléfono, la televisión, los proyectores, las grabadoras audio y vídeo y el ordenador,

y la distinción entre tres tipos de TE que denomina uno, dos y tres:

  1. TE uno es en esencia una aproximación de soporte físico que pone el énfasis en la importancia de las ayudas (medios) de enseñanza;

  2. TE dos es esencialmente una aproximación de soporte lógico que pone el énfasis en la importancia de las ayudas al aprendizaje;

  3. TE tres combina las dos aproximaciones anteriores.

  • TE como aparatología y como ciencia de la enseñanza.

En problematizando el concepto de tecnología, el autor sitúa la tecnología como conocimiento científico aplicado que nos ha llevado a abordarla con la resolución de problemas:

 

  • La esencia de la tecnología no es tecnológica, y uno está permanentemente conectado a la tecnología, negándola o no;

  • La peor conexión con la tecnología es cuando uno la considera neutral;

  • Las tecnologías sociales, como las más arraigadas, llevan al reduccionismo que es mucho grave para la educación porque:

1) Impide el análisis y la desconstrucción de cómo las concepciones sobre la educación puestas en práctica a través de los años han creado unas formas de hacer, un repertorio de saberes y unos espacios de poder que actúan como elementos de resistencia ante cualquier innovación;

2) Fomenta el ilusionismo tecnológico que se fundamenta en la idea de que la utilización de todo nuevo medio representa por sí mismo una mejora y una innovación;

3) Da a entender que las propuestas educativas no basadas en los medios más modernos no comportan una dimensión tecnológica que configura de manera importante la vida, las acciones y el pensamiento de quienes están implicados en ellas.

Sancho Gil, J. M. (2009) – La tecnología educativa en un mundo tecnologizado. Cap. 1. pp. 45-66 in de Pablos Pons, J. (2009) – Tecnología Educativa. La formación del profesorado en la era de Internet. Málaga: Ediciones Aljibe.

  • 7 livros
  • LinkedIn ícone social
  • 10411954_685602844810247_333669641129231921_n
  • 105877862_3304579512893603_5748729188284
  • Litwin, Edith.
  • 11060882_418988858270919_2397584092961867947_n
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon

© 2016 por Monica Campello. Escritora para a glória de Deus! Professora graças a Deus!